Hempyreum.org
Local Time
English (UK) Deutsch (DE) Français (FR) Español (ES) Italian (IT)
5 errores comunes al germinar semillas de cannabis
Autor: Dani 09/01/2018 - 10:15:00

¿Cómo germinar semillas de marihuana? 

Si bien la germinación de las semillas de cannabis es un proceso relativamente fácil y rápido, conviene tener en cuenta una serie de importantes factores para coseguir una tasa de germinación lo más alta posible.  Además, nos interesa también que las semillas germinen lo más rápido posible, y sobre todo que no haya ningún problema como una infección fúngica o un bajo índice de germinación. 

En nuestro artículo sobre cómo germinar semillas de marihuana ya os explicamos paso a paso qué debéis hacer para conseguir una germinación exitosa. Hoy os proponemos conocer cuáles son los principales errores cometidos durante este proceso, errores que como veremos pueden solventarse de una manera muy fácil. Veamos pues en qué fallan muchos cultivadores a la hora de germinar sus semillas, será una buena manera de aprender qué no debemos hacer si queremos aprovechar nuestras semillas al máximo. 

Semilla de cannabis germinando
 

Dejar secar el medio de germinación

Al poner la semilla en un medio de cultivo húmedo, ésta comienza una serie de reacciones que la llevarán a germinar en unas pocas horas o días. Sea cual sea el sustrato sobre el que vamos a realizar la germinación, debemos procurar que éste no llegue a secarse por completo jamás, pues lo más probable es que la semilla cese su actividad al no captar humedad a su alrededor y no germine jamás.

De esta forma, conviene comprobar a diario que el medio de germinación permanece húmedo, especialmente cuando se utilizan fuentes de calor para conseguir una temperatura más alta y por lo tanto un mejor índice de germinación; el calor hará que el sustrato se seque más rápidamente, algo que debe tenerse muy presente para evitar sorpresas desagradables. En caso de cultivo hidropónico siempre es mejor germinar en cubos de lana de roca, que por supuesto deben permanecer siempre húmedos.

El papel de cocina no debe secarse jamás una vez comience la germinación
 

Germinar las semillas durante demasiado tiempo

Otro error común, en este caso al germinar en papel de cocina o similar, es dejar que la semilla germine hasta que aparezcan los cotiledones. De esta forma, el posterior transplante resulta muy difícil, y es muy probable que dañemos la raíz al intentarlo. Además, cuanto más tiempo esté expuesta la raíz al aire y a la luz más dañada resultará, por lo que es preferible transplantarla antes de que esto ocurra.

Para evitar problemas, lo mejor es plantar las semillas cuando la radícula de éstas mida aproximadamente 1cm, 2 a lo sumo. Nos será mucho más fácil de plantar y además no perjudicaremos el desarrollo de las raíces, que podrán expandirse por el nuevo medio de cultivo sin contratiempos.

Germinar directamente en la tierra o maceta

Se trata de un error común que suele derivar en una nula germinación, especialmente si no se ha regado antes de poner la semilla y se hace luego. Al enterrar la semilla directamente en el sustrato corremos el riesgo de que ésta quede enterrada a demasiada profundidad, sobre todo si regamos el medio de cutivo después de haber puesto la semilla a germinar.

Conseguiremos resultados mucho mejores si germinamos mantes las semillas en papel de cocina, jiffis o tacos de los mismos que se usan para enraizar esquejes y las transplantamos al suelo o a la maceta una vez hayan nacido las pequeñas plántulas. Además, de esta forma podemos germinar un gran número de semillas en un espacio muy reducido, como por ejemplo un pequeño invernadero, con lo que nos será mucho más fácil proporcionarles una temperatura y humedad correctas.

Temperatura y humedad para la germinación

Las semillas de cannabis germinan correctamente con unos valores de temperatura y humedad relativamente altos. Será necesario, en especial durante algunas épocas del año, utilizar alguna fuente de calor para conseguir una temperatura de unos 26-28ºC. Para este propósito existen muchas opciones en el mercado, como los cables térmicos o los invernaderos calefactados. Éstos últimos resultan particularmente interesantes porque además proporcionan un nivel de humedad alto, ideal para la germinación de semillas.

Lo ideal es mantener el medio de germinación a unos 26-28ºC y a un 70% de humedad. Valores menores se traducirán en una germinación más lenta y menos exitosa, mientras que valores superiores puede traer problemas de hongos o podredumbre.

Un invernadero con calefacción es perfecto para germinar semillas
 

Plantar la semilla de manera incorrecta

Si os fijáis bien en una semilla de cannabis, observaréis que tiene una forma ligeramente ovalada, acabando en punta en uno de los extremos y formando un pequeño “cráter” en el otro, que recibe el nombre de corona. Al plantar vuestra semilla (ya se trate de una semilla que queréis germinar, por ejemplo, en un jiffi, o se trate de una semilla ya germinada en papel de cocina que queréis plantar) debéis tener presente que esta corona debe ir siempre mirando hacia arriba.

Así, debéis plantar la semilla con la punta hacia abajo y la corona hacia arriba, encarada a vosotros. Una vez la semilla germine la corona servirá de bisagra, por lo que la semilla se abrirá por el extremo de la punta y dejará salir la radícula. En caso de encarar mal la semilla, la radícula (raíz) crecerá hacia arriba y la plántula hacia abajo, algo que debe evitarse a toda costa pues es probable es que la plántula no llegue a nacer.

Profundidad a la que enterrar la semilla

A menudo la semilla se entierra a demasiada profundidad (un problema que ya hemos visto en caso de regar despues de plantar la semilla), por lo que la plántula puede no llegar a emerger jamás. En caso contrario, si la enterramos demasiado cerca de la superficie, podemos encontrarnos con que germine bien pero el tallo crezca débil, doblándose y no permitiendo un correcto desarrollo de la pequeña planta.

Para evitar estos problemas lo mejor será enterrar la semilla a unos 2cm de profundidad. Además, a medida que la plántula crezca podemos ir enterrando la mitad inferior del tallo para que ésta gane estabilidad y produzca nuevas raíces a lo largo del trozo de tallo que hemos enterrado. Así conseguiremos acelerar el crecimiento de las plantas.

Debemos plantar la semilla con la raíz hacia abajo
 

Plantar varias semillas en la misma maceta

Aunque puede resultar tentador, germinar varias semillas en un mismo contenedor no suele funcionar bien. Además de la dificultad de plantar correctamente varias semillas en una misma maceta, una vez éstas hayan nacido competirán por el poco espacio disponible para sus raíces. Tener un crecimiento radicular restringido no gusta al cannabis, que crecerá más espigado y con una mayor distancia internodal.

Además, el escaso espacio entre las plantas hará que éstas compitan también por la luz disponible, algo nada recomendable si queremos sacar el máximo rendimiento de cada planta. Las plantas producirán escasa ramificación lateral, y centrarán su crecimiento en un tallo principal débil y con una distancia internodal demasiado larga, algo que suele repercutir en la producción final de flores.

Esperamos que este artículo os ayude a evitar problemas a la hora de germinar vuestras semillas, es muy frustrante empezar un cultivo con toda la ilusión y encontrarse problemas nada más empezar! No dudéis en dejarnos vuestras dudas, comentarios y trucos, estaremos encantados de contestaros.

Felices cultivos!

Artículo original en philosopherseeds.com:5 errores comunes al germinar semillas de cannabis


©2018 - Hempyreum.org - Agregador de noticias sobre el Cáñamo y el Cannabis [Beta] | Todos los derechos y la propiedad de los contenidos pertenecen a sus respectivos propietarios

Publicidad