Hempyreum.org
Local Time
English (UK) Deutsch (DE) Français (FR) Español (ES) Italian (IT)
10 Consejos para cultivar autoflorecientes ¡COMPROBADO!
Autor: Alan Martínez 23/11/2017 - 12:00:00

Cultivar variedades de marihuana autoflorecientes en ocasiones puede parecer complicado, sobretodo, porque tenemos cierta incertidumbre de cara a conocer su producción final, y no sabemos muy bien el tipo de sustrato a utilizar, la cantidad de nutrientes a aportar, y lo que es más importante, su iluminación, tanto en cultivos de exterior como de interior, siendo clave su tiempo de floración, algo que va a depender en gran medida de su genética. 

Por eso, en este blog, te vamos a dar ciertas nociones de su genética, para comprender bien la base de su desarrollo, floración y morfología. 

La mayoría de semillas de marihuana autoflorecientes del mercado contienen cierta carga genética de la variedad autóctona de Cannabis Rudelaris L. , un genotipo originario del norte de la cordillera del Himalaya, y de algunos de los países del sur de la antigua Unión Soviética. 

Su fenotipo muestra una morfología débil, confundiéndose en ocasiones con una mala hierba, de manera que nunca ha sido desarrollada como variedad de cannabis narcótico, ni siquiera para la producción de fibra, puesto que también son plantas pequeñas, de tallos finos, y de escaso follaje. 

Lo podéis ver creciendo silvestre en zonas frías y esteparias del norte de Europa, como Lituania, y regiones adyacentes.

 
La marihuana puede clasificarse en tres tipos: índica, sativa y rudelaris.

Hasta ahora una variedad poco interesante por su escaso valor agronómico, excepto por una cosa: A su genética le importa un pito que casi no haya radiación solar, su única razón de ser es reproducirse, y para ello, inicia su floración en las peores condiciones, frío y escasa radiación solar.

En qué se diferencia la variedad de Cannabis Rudelaris L. con las semillas autoflorecientes que podemos encontrar ahora en el mercado?

En Mucho!!

Diferencias de la variedad de Cannabis Rudelaris L. con las semillas autoflorecientes

Las semillas autoflorecientes actuales son híbridos de cannabis narcótico pero con cierta carga Rudelaris que ha sido conservada en su único rasgo interesante: La Autofloración.

Aunque también es cierto que unas más que otras, ya que, las hibridaciones genéticas nunca son perfectas, y eso da lugar a que unas variedades dan como resultado plantas pequeñas, tipo enanas, aunque otras nos deleitan con monstruos de más de un metro, con gran tamaño y psicoactividad considerable.

Las plantas que están muy de moda últimamente que conoceréis como “Fast versión”, son híbridos que han ido reduciendo la carga genética Rudelaris en cruces sucesivos, dando plantas que, aunque no son puramente autoflorecientes, son muy sensibles a los cambios hormonales que implican la floración, bendiciéndote con una gran cosecha en menor tiempo que una variedad feminizada o regular típica.

Cultivar autoflorecientes correctamente significa que en unas 2 semanas comenzará a florecer (en 3 como mucho) y desde ese momento, su cosecha estará lista en 9-10 semanas.

Un mal desarrollo radicular de inicio, acabará dejando la planta enana, estancada en crecimiento y con una producción escasa, por lo tanto, las primeras dos semanas son claves.

Consejos para cultivar semillas autoflorecientes:

Estas son las premisas que debes de seguir para cultivar semillas autoflorecientes con éxito:

-1-Potenciar el desarrollo radicular inicial:

Utiliza un estimulante de raíces a dosis mínima inmediatamente después de haber puesto la plántula en la maceta. Usa macetas de 10L como mínimo.

-2-Sustrato de elevada esponjosidad

Utiliza un sustrato que permita el desarrollo radicular rápido. La raíz de una planta de marihuana autofloreciente te pedirá velocidad, para ello necesita poca resistencia el crecimiento, con sustratos esponjosos que permitan que la raíz se oxigene bien. Un equilibrio de turbas, coco y perlita es ideal.

-3- Sustrato húmedo pero no mojado.

Intenta que el sustrato nunca llegue a secarse del todo. Si alguna radícula llega a secarse y a amarillear dejarás a tu planta enana.

-4-Fertilizar con nitrógeno

Utilizar en dosis mínima un fertilizante con una base de nitrógeno a partir del segundo internudo.

-5-Fertilizar con Fósforo

Continuar con el fertilizante de nitrógeno (crecimiento) y complementarlo con fósforo una vez la planta haya iniciado su floración.

-6- Asegúrate de que la genética elegida es de buena calidad.

Comprueba como otros cultivadores están / han estado cultivando y como resulto esa variedad.

-7- Luz a tope!

Desde que tiene su primer par de hojas, si es está en un cultivo interior la ponemos bajo un foco de alta intensidad como mínimo a 20h de luz y 4 de oscuridad. Un HPS de 400W es una buena lámpara, aunque si la alimentas con un LEC, mucho mejor. Si lo que queremos son plantas pequeñas regularemos la intensidad de luz efectiva alejando el foco de la planta para que no le lleguen tantos lúmenes.

8- A las Autoflorecientes no les gusta el trasplante.

En los transplantes siempre se daña la raíz de alguna manera, así que una planta que requiere una raíz muy sana por su rápido desarrollo mejor no tocarla.

Receta de autocultivo para variedades autoflorecientes (maceta dentro de maceta):

  1. Corta la parte inferior de una “taza” o de una maceta de 7-10cm.
  2. Coloca 5cm de coco: perlita húmedo en el fondo de una maceta de 10 litros.
  3. Llena la parte ancha de la maceta de 10 litros con coco-perlita (seco)
  4. Enterrar la “taza” o maceta de 7-10cm hasta la mitad, hacia abajo, en la maceta de 10 litros. Llenar ésta con coco-perlita también.
  5. Ahora planta tus plántulas germinadas en la taza y riega en la forma habitual.
  6. Cuando riegues tu planta autofloreciente, asegúrate de regar SOLO en el pequeño bote durante los primeros 10 – 14 días. Esto asegurará que la plántula reciba el agua que requiere (y dependiendo de su edad, los nutrientes también).
  7. Entretanto la raíz principal del auto crecerá hacia abajo, un crecimiento acelerado fuera de la capa húmeda de coco-perlita, simplemente has de saber que está en la parte inferior de la maceta de 10 litros.
  8. La raíz principal envía una extensa red de pelos radiculares más pequeños que también buscan esa fuente de agua.
 
 
Autocultivo para autoflorecientes
 

Anímate, es muy sencillo!

Este método para el desarrollo correcto de una autofloreciente hace que tu planta crezca con un sistema radicular más sano, lo que aumentará el tamaño de tu planta, y por tanto el rendimiento de tu cosecha final.

También evita el shock del trasplante podría dar sus raíces y dejar tu planta enana.

Esperamos que os haya sido de ayuda, y podáis disfrutar del éxito de una buena variedad autofloreciente.

No olvidéis visitar el catálogo de PEV Grow Shop, hay muchas ofertas en variedades autoflorecientes esperándote, y no te pierdas sus genéticas propias del banco de semillas de marihuana PEV Bank Seeds!

Esta entrada 10 Consejos para cultivar autoflorecientes ¡COMPROBADO! se publicó por primera vez en Blog cannabico....

Artículo original en demarihuana.es:10 Consejos para cultivar autoflorecientes ¡COMPROBADO!



02/10/2017 - 10:45:00
info
Total páginas / idioma:   26'309 / 2'335
En el archivo :   46'558
Páginas últimas 24 horas:   33
Páginas de este mes:   256
Vistas:   6'071'314
Vistas en el archivo:   10'028'889

©2017 - Hempyreum.org - Agregador de noticias sobre el Cáñamo y el Cannabis [Beta] | Todos los derechos y la propiedad de los contenidos pertenecen a sus respectivos propietarios

Publicidad