Hempyreum.org
Local Time
English (UK) Deutsch (DE) Français (FR) Español (ES) Italian (IT)
MMM 2017 en Madrid: Sembrando el cambio
Autor: Martín Barriuso 07/06/2017 - 11:55:00

La Marcha Mundial de la Marihuana MMM 2017 cumplió 21 años en Madrid llenando las calles de rico humo y de reivindicaciones cada vez más cercanas. Buen ambiente y todo el mundo reclamando y esperando el cambio que se intuye inminente. 

Como todos los años desde hace veintiuno, la Marcha Mundial de la Marihuana (MMM2017), sacó a miles de personas a las calles de Madrid, mezclando fiesta y reivindicación. Distintas corrientes del movimiento cannábico trataron de dar una imagen de unidad y reclamaron un cambio legal, en un momento en que los procesos de regulación proliferan como champiñones y, por si acaso, nadie quiere quedarse fuera de la foto. 

Como tantas ciudades de todo el mundo, Madrid acoge todos los años la Marcha Mundial de la Marihuana (MMM). El lema de este año fue “Siembra el cambio. Cultiva tus derechos” y estaba convocada por AMEC, la asociación madrileña que la organizó por primera vez, FAC, MADFAC y Regulación Responsable. Varios miles de personas respondieron a la convocatoria. 

Los participantes en la Jornada “Sembrando el cambio”, organizada por la FAC. De izquierda a derecha, Javier Puig, Nerea Ahedo, Patty Amiguet, Anna Azamar y Fernando Aranaz “Lucky”

Una jornada de debate para calentar motores

Dos días antes de la MMM 2017, el jueves 4 de mayo, la FAC decidió organizar en el Centro Cultural de Lavapiés dos mesas redondas para tomar el pulso a la situación actual de la regulación del cannabis en España. Una estaba integrada por activistas y otra por partidos políticos. Sin embargo, como Unidos Podemos y PSOE se excusaron y solo acudieron ERC y PNV, en el último momento se decidió unir las dos mesas. El debate ganó con el cambio, al permitir el intercambio directo entre representantes políticas y usuarias. Además de varias decenas de personas presentes en la sala, varios cientos más asistieron en directo vía Periscope.

El debate estuvo moderado por el veterano Fernando Aranaz “Lucky”, de AMEC, y en el mismo participamos Javier Puig, presidente de la FAC, Patty Amiguet, presidenta de la federación catalana CATFAC, la senadora Nerea Ahedo, del Partido Nacionalista Vasco (PNV), la también senadora Anna Azamar, por Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), y yo mismo, como portavoz de FAC y presidente de Pannagh. Durante más de dos horas se repasaron las iniciativas políticas en marcha y se analizaron las perspectivas de futuro. También se habló de la situación de los procesos judiciales abiertos contra asociaciones cannábicas, especialmente los que se encuentran pendientes de resolución, como el caso Pannagh. La impresión general fue que la creación de una ponencia parlamentaria sobre la regulación del cannabis (que se considera imprescindible y a la vez posible) seguramente retrasaría la resolución de estos casos, ya que es poco probable que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre cuestiones en las que podría darse un cambio legal en poco tiempo.

El ambiente fue distendido y todos los participantes mostramos nuestro optimismo respecto a la posibilidad de una nueva regulación del cannabis a medio plazo, pero también hubo consenso en que la propuesta presentada por Ciudadanos sobre cannabis medicinal, siendo positiva, resulta insuficiente, y que la Iniciativa Legislativa Popular sobre asociaciones y autocultivo también se queda muy corta. También hubo consenso en que, para resolver la situación actual, es imprescindible que el debate se lleve a cabo en las Cortes Generales para poder cambiarmel Código Penal y la Ley de Seguridad Ciudadana.

También pudimos saber que en el acuerdo entre el PNV y el gobierno del PP para aprobar los Presupuestos Generales del Estado, en el que los nacionalistas han logrado diversas concesiones a cambio de sus votos, no se incluye el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno de Rajoy contra la parte de la Ley de Adicciones Vasca que habla de las asociaciones cannábicas. Se habían generado muchas expectativas sobre esta cuestión, ya que si se retirara el recurso se podría empezar a regular los clubes desde los parlamentos autonómicos, ahora que la mayoría de ellos están estudiando esa posibilidad. Lo cierto es que éste será el último punto que se negocie, y no parece que haya muchas posibilidades de que el PP se eche atrás, sabiendo que el responsable del Plan Nacional sobre Drogas, Francisco Babín, mantiene una cerrazón absoluta a cambiar ni una sola coma de las actuales leyes sobre el cannabis, como no sea para endurecerlas aún más.

Los globos llenan la Puerta del Sol antes del comienzo de la MMM 2017

Una tarde en globo

Como ya viene siendo tradición, el sábado de la Marcha la sede de AMEC en la calle Salitre 23, en pleno barrio de Lavapiés, hervía de actividad desde el mediodía. Y la actividad principal, entre porro y porro, y con algo de buena comida casera, era el inflado y atado de los mil globos verdes con una hoja de cannabis y el eslogan “Sin mordazas, no + multas” (en referencia a la Ley de Seguridad Ciudadana) que luego serían repartidos en la manifestación. De hecho, estos globos son la imagen más característica de la convocatoria de Madrid y fueron la imagen elegida para el cartel.

Poco antes de las 6 de la tarde, activistas llegados desde toda España para la ocasión, salían del local para ir caminando hasta la Puerta del Sol, punto de salida de la marcha. Y como todos los años, muchos globos no llegaron hasta allí porque la gente que nos veía por el camino nos pedía uno o varios para llevárselos por la calle, engancharlos en su balcón o exhibirlos en la bandeja del coche. Y otros muchos se sumaban a la marcha en cuanto se enteraban del motivo. De hecho, muchos participantes de la MMM en Madrid suelen ser espontáneos que ven pasar la manifestación y deciden sumarse, normalmente después de hacerse un selfie delante de la pancarta. Pocas de las numerosas manifestaciones callejeras que se celebran en Madrid despiertan tanta curiosidad en los turistas.

El recorrido de la marcha, por la calle Montera y la Gran Vía, hasta acabar en la Plaza de España, solo tiene 1,4 kilómetros, poco más de 15 minutos a paso tranquilo. Pero la manifestación tardó casi dos horas en completarlo. Y es que la gente que participa en la Marcha de Madrid no suele tener prisa. Para un día que podemos estar en medio de la calle fumando sin que nos multen, protestando sin que nos molesten, y encima tenemos una batucada animando a bailar y un montón de bares y tiendas a los lados para poder tomar algo fresco, ¿para qué nos íbamos a dar prisa en llegar al final?

Después de 21 años ininterrumpidos de convocatorias, la Marcha Mundial de la Marihuana de Madrid se ha convertido en un evento tranquilo y festivo, sin perder ni un ápice de su carácter reivindicativo, que hoy tiene más sentido que nunca. Después de unos comienzos difíciles, con una gran presión policial y numerosos intentos por impedir o esconder la existencia de la MMM, se ha llegado a una casi normalización del evento, como reflejo de lo que pasa en la sociedad. Al menos por un día, la policía nos escolta en vez de cachearnos, haciendo caso omiso del olor a marihuana que inunda la Gran Vía, y mucha de la gente con la que nos cruzamos aplaude y anima, algunos muestran algo de sorpresa (sobre todo los turistas de según qué países), pero nadie muestra desacuerdo ni enfado. Es la evidencia de que las cosas han cambiado y de que ya no somos apestados ni extraterrestres, que lo que pedimos desde hace años por fin está siendo asumido por toda la sociedad.

La marcha fue muy animada, con varios miles de participantes en el momento álgido, aunque la participación real es difícil de calcular, ya que la larga duración del evento (cuatro horas desde el arranque oficial hasta que acabó la música) hizo que mucha gente se fuera antes o se incorporara tarde. De hecho, para cuando comenzó el acto final, la mayoría de la gente se había ido ya. Hubo numerosas pancartas, con lemas como “Autocultivo medicinal libre”, “Cultiva tus derechos, cosecha libertades”, “La prohibición del cánnabis perjudica gravemente la economía de tu país” o “¡Regulación integral ya!”. También se corearon consignas, al principio con bastante entusiasmo, pero luego las fuerzas decayeron y los que aún tenían energía la usaban para la bailar.

La cabecera de la Marcha llegando al final de la Gran Vía

Manifiesto por el cambio

El acto acabó en la Plaza de España, donde tuvo lugar al acto final y hubo música hasta las diez de la noche. El manifiesto de la MMM 2017 lo leyeron mano a mano Patty Amiguet, presidenta de CATFAC, y Clara Torrijos (@ClaraMaTv), presidenta de Regulación Responsable, ambas fundadoras de REMA (Red Estatal de Mujeres Antiprohibicionistas). En el comunicado se hacía un llamamiento al respeto hacia todas las iniciativas de regulación en marcha, en la idea de que todo suma, y también a que se tenga siempre en cuenta la cuestión del género cuando hablemos del cannabis y su regulación. Las dos se mostraron emocionadas durante su discurso y acabaron fundiéndose en un abrazo.

Entre otras cosas, en el manifiesto de decía “¡que se enteren de una vez, no queremos quebrantar sus leyes, sino formar parte del diseño de las nuevas!“. Esta reclamación de ser tenidas en cuenta y de acabar con el inmovilismo del actual gobierno, fue uno de los ejes del discurso, junto con  la evidencia de que lo que falta es voluntad política para abordar unos cambios legales que ya reclaman la población general, los tribunales, y los cuerpos de seguridad, además de las propias personas afectadas por la guerra contra las drogas. También se subrayó la necesidad de hacer más transversales e inclusivas las propuestas del movimiento cannábico, estableciendo alianzas con otros movimientos sociales.

Clara Torrijos (izda.) y Patty Amiguet leen el manifiesto en la Plaza de España

Nueva cita el 28 de mayo

Este año, la MMM 2017 no está sola en el calendario. El mismo mes de mayo, el domingo 28, Madrid será el escenario de otro gran evento cannábico, la Mani-fiesta-acción, que espera congregar a miles de personas en la Puerta del Sol desde las 17,00 a las 21,00, con un acto político y una larga lista de artistas invitados.

Comparecencia de ICEERS y la FAC en el Parlamento de las Islas Baleares

Cuatro días después de la MMM2017, el 10 de mayo, se celebró en la Comisión de Sanidad del Parlamento de Baleares la comparecencia de Òscar Parés, subdirector de la Fundación ICEERS, y la mía propia, en nombre de la FAC, dentro de la Ponencia de estudio para la regulación de los clubes sociales de cannabis (CSC) y el uso terapéutico del cannabis. Parés intervino en primer lugar para explicar algunas características especialmente interesantes de los CSC desde el punto de vista de la reducción de riesgos, basándose sobre todo en el estudio que ICEERS realizó en Cataluña.

Òscar Parés interviene ante la Comisión de Sanidad del Parlamento de las Islas Baleares

A mí me tocó explicar la actual situación de inseguridad jurídica que sufrimos las asociaciones, así como el proceso político y jurídico que nos ha traído hasta aquí. También aclaré que la relación entre CSCs y cannabis medicinal es meramente circunstancial, que el uso terapéutico es un ámbito que corresponde al sistema sanitario, que la posibilidad de una vía alternativa de acceso se resolvería con una regulación integral, y que si nos ocupamos de este asunto en la actualidad es porque la sanidad no atiende a los pacientes, vulnerando su derecho a la salud. Todos los grupos agradecieron ambas intervenciones, que dijeron que les habían aclarado algunas dudas importantes, y formularon numerosas preguntas.

The post MMM 2017 en Madrid: Sembrando el cambio appeared first on Sensi Seeds Blog.

Artículo original en sensiseeds.com:MMM 2017 en Madrid: Sembrando el cambio



25/07/2017 - 14:00:00
info
Total páginas / idioma:   25'664 / 2'268
En el archivo :   46'558
Páginas últimas 24 horas:   7
Páginas de este mes:   648
Vistas:   5'688'448
Vistas en el archivo:   9'952'198

©2017 - Hempyreum.org - Agregador de noticias sobre el Cáñamo y el Cannabis [Beta] | Todos los derechos y la propiedad de los contenidos pertenecen a sus respectivos propietarios

Publicidad