Hempyreum.org
Local Time
English (UK) Deutsch (DE) Français (FR) Español (ES) Italian (IT)
La comisión anticannabis de Trump y la legalización federal del cannabis medicinal
Autor: Micha  02/11/2018 - 08:00:00

La suposición de que Donald Trump podía ser una rueda de la fortuna en relación con la política relativa al cannabis se ha corroborado en los últimos meses. Por un lado, el gobierno de Trump ha confirmado su postura contra el cannabis mediante la creación secreta de una comisión anticannabis en julio. Su existencia no se ha conocido hasta finales de agosto, y la ha desvelado el portal de noticias Buzzfeed. Por otro lado, cada vez hay más indicios de que la legalización del cannabis medicinal podría ver la luz el año que viene a nivel federal.

La Comisión Secreta – Reefer Madness 3.0

Según un reportaje publicado en Buzzfeed News, representantes del gobierno de EE.UU. decidieron en julio, durante una reunión secreta, poner en marcha una campaña pública contra el cannabis y crear una comisión anticannabis para este fin. Esto supuso que, el 27 de julio, se reunieron varias autoridades de EE.UU., que incluían representantes de la Administración de Control de Drogas (DEA) y de los Departamentos de Justicia, Seguridad Nacional y Sanidad, para encontrarse con miembros del gobierno y, después de la reunión, las diferentes administraciones recibieron instrucciones para presentar el cannabis de forma negativa en público.

Lo que allí se manifestó es que este paso era necesario porque la imagen del cannabis en los EE. UU. era parcial, sesgada e inexacta, según una circular de la administración Trump sobre la reunión, que Buzzfeed publicaba en septiembre. El grupo de trabajo, denominado internamente como la “Comisión de Coordinación de Políticas de la Marihuana”, con el apoyo de los departamentos implicados, debe “proporcionar… los datos más significativos que demuestren las tendencias negativas, con una exposición que describa las implicaciones de dichas tendencias”, se dice en otra circular.

En el resumen de la reunión, se dice: “Los miembros de la comisión creen que, si la administración va a cambiar el rumbo del aumento del consumo de marihuana, hay una necesidad urgente de destacar los datos sobre el impacto negativo del consumo, la producción y el tráfico de marihuana sobre la sanidad y la seguridad nacionales”.

Según el grupo de trabajo, los datos y la información sobre los factores positivos y sobre el uso medicinal del cannabis deberían ignorarse en las noticias de los medios de comunicación estadounidenses. Las 14 agencias implicadas han confirmado la existencia de la comisión a Buzzfeed. El Director Adjunto de la ONDCP (Oficina de Política Nacional de Control de Drogas), James Carroll, señalaba a Buzzfeed después de la publicación de la circular, en una carta fechada el 21 de septiembre, que el “objetivo de la comisión de coordinación de políticas de la marihuana es colaborar a nivel federal y a nivel estatal para evaluar los rápidos cambios de los mercados de drogas”. Carroll repitió varias veces que la comisión no era ni secreta ni carecía de objetividad. Los empleados federales han adoptado un enfoque “completamente objetivo” y “tendrán en cuenta todas las opiniones, ya sean positivas o negativas”. Sin embargo, las declaraciones de Carroll básicamente contradicen las notas de la reunión.

Tiempos difíciles para los prohibicionistas

Parece dudoso que la DEA, la ONDCP y los demás opositores al cannabis dentro del gobierno puedan cambiar de opinión con una propaganda estatal tan anticuada. El 65 por ciento de apoyo a la legalización a nivel federal habla por sí mismo. Pero los miembros de la línea dura de Washington pueden abusar de los datos parciales recopilados y usarlos para tomar medidas legales contra aquellos estados donde el cannabis ya es legal para uso recreativo. No sería la primera vez.

En 2015, las autoridades federales ya intentaron bloquear la legalización en Washington DC, amenazando al alcalde y a los miembros del ayuntamiento con un arresto preventivo si implementaban el resultado de una votación legislativa y legalizaban el cannabis en la capital del país. Al final, el ayuntamiento y el alcalde pudieron derrotar a las autoridades federales, y desde mediados de 2015, el cannabis es legal en Washington DC.

La reintroducción de medidas como esta también entraría en contradicción con un documento que Trump firmó en junio. En la “Ley de ESTADOS” que entró en vigor hace unos pocos meses, el gobierno federal pone la regulación del cannabis, entre muchas otras cosas, en manos de la voluntad de los ciudadanos de cada estado y promete no interferir.

Trump le dice a Dana Rohrabacher que el cannabis medicinal se aprobará

El delegado republicano de la Cámara de Representantes es uno de los pocos políticos federales que ha luchado a favor de la legalización del cannabis a nivel federal durante muchos años. La enmienda Rohrabacher-Farr, que él mismo y el delegado demócrata Samuel Sharon Farr pusieron en marcha en 2014, consiguió que se dejaran de asignar fondos a la DEA para perseguir los programas de marihuana medicinal en los estados individuales. Previamente, Rohrabacher no había logrado que el Congreso aprobara dicha enmienda en seis ocasiones desde 2003.

Rohrabacher le ha comentado a Fox Business a mediados de octubre, que su colega y amigo Trump le había dado recientemente el visto bueno para el uso federal y legal del cannabis medicinal y, por lo tanto, una transferencia de la Lista 1 a la Lista 2 de la Ley de Sustancias Controladas de los Estados Unidos. Este paso esperado por el Presidente, no solo esperado por Rohrabacher, brindaría a los numerosos productores de cannabis medicinal la base legal de la que carecen actualmente, y sin duda convertiría a los EE.UU. de la noche a la mañana en el proveedor legal más grande del mundo de cannabis medicinal. La infraestructura para esto ya existe, pero debido a la situación legal, hasta ahora solo se puede utilizar para vender dentro de un estado individual dentro de los Estados Unidos. Rohrabacher ha confirmado que este avance podría materializarse tan pronto como en la primavera del año que viene.

Donald Trump nunca se ha pronunciado a favor de legalizar el cannabis. Por otra parte, tres años antes de la “Ley de ESTADOS”, afirmaba que, si ganaba las elecciones, le gustaría poner la política del cannabis en manos de los estados individuales, y estaría abierto a la regulación legal del uso medicinal del cáñamo.

El problema se llama Jeff Sessions

Parece que el verdadero oponente del cannabis en Washington no es Trump, sino su Fiscal General, Jeff Sessions. Durante su período en el cargo, una y otra vez ha causado gran preocupación a la industria con sus firmes declaraciones contra el cannabis. Pero los observadores asumen que es probable que Trump deje de contar pronto con su Fiscal General, con quien lleva varios meses peleando, y que le sustituya por alguien moderado. Así se despejaría el camino para la legalización federal del cannabis medicinal.

The post La comisión anticannabis de Trump y la legalización federal del cannabis medicinal appeared first on Sensi Seeds Blog.

Artículo original en sensiseeds.com: La comisión anticannabis de Trump y la legalización federal del cannabis medicinal

..

©2018 - Hempyreum.org - Agregador de noticias sobre el Cáñamo y el Cannabis [Beta] | Todos los derechos y la propiedad de los contenidos pertenecen a sus respectivos propietarios

Publicidad