Hempyreum.org
Local Time
English (UK) Deutsch (DE) Français (FR) Español (ES) Italian (IT)
Por qué a los pacientes de cannabis de Alemania se les permite conducir y qué deben saber
Autor: Micha  10/10/2018 - 10:00:00

La ley que regula los permisos de conducir alemanes sanciona el consumo de cannabis y es más dura que en muchos países vecinos. Algo llama la atención: el valor umbral de 1 ng de THC/ml de suero sanguíneo para los usuarios sociales es muy bajo, pero no hay umbral de THC para el uso medicinal. Lo que no significa que los pacientes estén totalmente protegidos.

En Alemania, hay unas normas muy estrictas relativas a la conducción de un vehículo bajo los efectos del cannabis. El valor bajo de 1ng de THC/ml de suero sanguíneo, así como la medición del THC-COOH no psicoactivo, significan que incluso el conductor, ciclista o peatón más sobrio puede perder su permiso de conducir debido a rastros mínimos de THC. Mientras que el valor umbral se define en la mayoría de los países por el nivel presente en la sangre, en Alemania se mide en el suero sanguíneo, lo que casi duplica el nivel. Los legisladores se niegan, a pesar de las recomendaciones del comité de expertos correspondiente, a aumentar el umbral a los dos o tres nanogramos recomendados. Parece que esto en realidad no tiene nada que ver con la seguridad vial, sino que se trata de la capacidad de sancionar a los consumidores de cannabis, que no se ven directamente afectados por el código penal por pequeñas cantidades y por simple consumo ocasional.

El límite no se aplica a los pacientes de cannabis que tienen una receta válida. Al igual que los demás usuarios de medicamentos recetados (por ejemplo, opioides, opiáceos o anfetaminas), deben tener cuidado de no conducir bajo los efectos directos de la sustancia. Además, si se les proporciona una receta nueva, deben dejar una fase de transición de seis semanas durante las que no pueden conducir. Básicamente, es el médico que extiende la receta el que debe alertar a los pacientes sobre los riesgos y hacer las recomendaciones preventivas necesarias.

¿Qué se entiende por “bajo los efectos directos”?

En Alemania, a diferencia de en los EE.UU. o en Austria, como parte de un control de tráfico ante la sospecha de consumo de cannabis, se presta poca atención a determinar los llamados síntomas de deterioro. En un caso normal, el agente de policía enfocará una linterna a los ojos del sospechoso y tendrá, o no, sospechas iniciales dependiendo de cómo reaccionen sus pupilas. A esto le sigue una petición para someterse voluntariamente a un análisis de orina, que luego confirma o desmiente la sospecha inicial. Si la sospecha inicial se confirma con el análisis de orina, o si la persona se niega a proporcionar una muestra, el automóvil se deja estacionado y hay que ir a la comisaría de policía para proporcionar la muestra de sangre permitida como prueba.

En Austria o en los EE.UU., la policía tiene que confirmar sus sospechas iniciales sobre la base de los síntomas de i deterioro, basándose en un patrón bien definido. Esto se hace mediante una variedad de pruebas, como ponerse a la pata coja, caminar a lo largo de una línea recta, estimar la duración de 30 segundos, o la famosa prueba de “ponga su dedo sobre la nariz”.

En Alemania, estos síntomas de insuficiencia también se incluyen en la llamada ‘lista del tambaleo’. Para justificar una sospecha inicial, en Alemania, todo lo que hace falta es la sospecha subjetiva por parte del oficial de policía, independientemente de si se siguieron los pasos establecidos en la lista mencionada para confirmar la sospecha inicial o de si se aplicaron solo una vez que el médico recogía una muestra de sangre. Por supuesto, esto también se debe a lo que los legisladores y la policía ya saben: en el umbral que se aplica actualmente de 1ng THC/ml de suero sanguíneo, el sospechoso no presentaría ningún síntoma de deterioro, y pasaría con facilidad la serie de pruebas con más de 1ng de THC/ml.

Sin embargo, con los pacientes de cannabis, una sospecha inicial por sí sola no es suficiente. Puesto que, en su caso, debido al tiempo requerido para la descomposición, siempre estarán por encima del valor umbral, ya sea o no, en la terminología utilizada por la ley, están “bajo los efectos directos” mientras conducen. Además, tampoco existe un nivel de umbral para los demás medicamentos con receta mencionados anteriormente. Por el solo hecho de tratar de la misma forma a los muchos pacientes a los que se les prescriben dichos medicamentos, los legisladores no puede establecer ningún tipo de límite para el uso medicinal del cannabis, sin definir también lo mismo para el Ritalin, Tilidin y para otras sustancias narcóticas.

Por lo tanto, la policía tiene que demostrar que la capacidad del paciente de cannabis para conducir se ha visto afectada directamente. Esto solo puede funcionar si la persona en cuestión está tan colocada cuando se pone detrás del volante que no puede pasar las pruebas anteriores, en cuyo caso realmente no debería estar en la carretera.

Cualquier persona que consuma cannabis a diario para una enfermedad crónica, que ya haya superado la fase de transición mencionada anteriormente, y que espere un poco después de tomar su medicamento para que los efectos directos hayan desaparecido, realmente no tiene nada que temer en Alemania.

Pero, ¿por qué decimos “realmente”? Aquí es donde los pacientes no están protegidos

Como el cannabis es a la vez una droga y una medicina ilegal, y como los legisladores aún no han definido completamente el término “medicinal” en relación con las leyes de tráfico, no todas las autoridades competentes en materia de permisos de conducir de Alemania distinguen entre uso medicinal y consumo recreativo. Además, se han dado algunos casos individuales en los que a los afectados se les ha confiscado su carnet de conducir por incumplir la legislación actual, porque un agente particular tuvo dudas sobre la capacidad para dosificar los niveles de cogollos correctamente. Otro paciente no recuperó su permiso de conducir, después de admitir en la conversación que los pacientes no siempre podían permitirse el lujo de comprar el costoso cannabis medicinal. Así pues, las autoridades concluyeron que no podía tomar la dosis recetada regularmente, por lo tanto, podía estar tomando menos de lo requerido, lo que representa un riesgo para la seguridad vial. Del mismo modo, los pacientes que se automedican ilegalmente y que solo hacen el esfuerzo de obtener una receta después de que se les retira su permiso de conducir tienen pocas posibilidades de escapar de las temidas sanciones.

Desde un punto de vista puramente legal, los pacientes de cannabis que pueden presentar una receta válida tienen poco que temer cuando conducen en Alemania, siempre que las autoridades y la policía estén al tanto de la legislación vigente. Lamentablemente, no siempre es así, y debido a ello, hace muy poco, se han perdido los permisos de conducir en algunos casos, incluso después de que se proporcionara una prueba del uso medicinal de los cogollos de cannabis. El verdadero problema con esto es que una resolución administrativa, como la retirada de un permiso de conducir, no puede ser impugnada por una objeción dentro de un plazo determinado, sino solo yendo a los tribunales. Esto significa que solo se puede cuestionar la legalidad de retirar el permiso de conducir una vez que haya sido retirado. El derecho administrativo revierte la carga de la prueba, porque la sanción real ya se ha impuesto, antes de que un tribunal haya dicho nada sobre si es legal. Por desgracia, esto se aplica por igual a los pacientes y a los usuarios recreativos.

The post Por qué a los pacientes de cannabis de Alemania se les permite conducir y qué deben saber appeared first on Sensi Seeds Blog.

Artículo original en sensiseeds.com: Por qué a los pacientes de cannabis de Alemania se les permite conducir y qué deben saber

..

©2018 - Hempyreum.org - Agregador de noticias sobre el Cáñamo y el Cannabis [Beta] | Todos los derechos y la propiedad de los contenidos pertenecen a sus respectivos propietarios

Publicidad