Hempyreum.org
Local Time
English (UK) Deutsch (DE) Français (FR) Español (ES) Italian (IT)
¿Puede el café proteger a los pequeños agricultores de Colombia de las grandes empresas de marihuana?
Autor: Tasha Smith  05/09/2018 - 09:00:00

El auge del cannabis que vive Colombia podría convertir al país en uno de los exportadores más grandes de marihuana del mundo, pero al mismo tiempo es un motivo de preocupación para los pequeños agricultores que ahora ven su futuro en peligro. Hesalis, una empresa italiana, cree que el café, un producto básico de la agricultura colombiana, podría ser la solución.


Los pequeños agricultores colombianos se ven obligados a salir del mercado

Cuando el saliente presidente Juan Manuel Santos firmó una ley en 2015 que permite el cultivo de marihuana medicinal, el objetivo era implementar un programa de substitución de cultivos que permitiera a miles de pequeños agricultores en Colombia aprovechar un mercado legítimo en crecimiento, al igual que la oportunidad de borrar  el pasado narco colombiano.

Hoy en día, el nuevo sistema de licencias no permite que los pequeños agricultores puedan competir con las grandes empresas que se están instalando actualmente en los que eran en algún momento los dominios de Pablo Escobar.  Hasta ahora, se han emitido 33 licencias que permiten producir hasta 40.5 toneladas de cannabis al año, lo que equivale aproximadamente al 44 por ciento de la producción mundial total.

Cannavida, Pharmacielo Holdings, Khiron Life Sciences Corp., Canmecol y Medcann son tan solo unas de las empresas que han recibido licencias para el cultivo de marihuana, la fabricación de aceites, cremas e inhaladores, producidos en laboratorios y vendidos a pacientes certificados.

El nuevo sistema se implementó para evitar que el cannabis ilegal ingrese al mercado, y estipula que las compañías autorizadas, que desean crear su infraestructura en antiguas zonas de conflicto, deben proporcionar a los agricultores al menos 10 por ciento de los predios productivos. Según los términos, estas empresas contratan a los agricultores. Pharmacielo, una compañía que tiene un proyecto piloto de cuatro hectáreas en Corinto, emplea a 18 agricultores en cada hectárea los cuales reciben media hectárea solamente.

Teniendo en cuenta que el costo anual para el desarrollo viable de un negocio de marihuana con laboratorios y equipos es de 20 millones de dólares, muchos pequeños agricultores se sienten traicionados. Ansiosos de formar parte de un negocio legítimo, ellos no están seguros si su esmero vale realmente la pena. Hector Sánchez es un pequeño agricultor que destruyó su cultivo de marihuana ilegal para formar parte de una cooperativa médica, él dice que si los “cultivadores no pueden participar (en el negocio), ellos simplemente no tendrán otra salida que retomar sus propios cultivos de marihuana”.

El cannabis confunde a Colombia

Si bien el gobierno sigue firmemente enfocado en la creación de una industria de cannabis medicinal respetable capaz de hacer brillar la empañada reputación de Colombia, aún su forma de hacerlo confunde a los cultivadores y usuarios de la planta, y falla en cambiar el estigma al cual se le ha asociado tradicionalmente.

Algunos colombianos están preocupados porque piensan que la nueva regulación médica envía un mensaje equivocado a los jóvenes del país. En un artículo del Washington Post, Rafael Nieto, ex viceministro de justicia, dijo: “al decir que (el cannabis) se puede cultivar comercialmente y tiene una aplicación médica, le estamos diciendo a nuestros hijos no solo que la marihuana no es mala, sino que es buena para la salud. Lo siento, pero simplemente no puedo creer eso”.

El estigma de la marihuana en Colombia es profundo. Antes de que México se convirtiera en el proveedor de la marihuana recreativa de los Estados Unidos, la marihuana colombiana era lo que todos fumaban. En aquel entonces, se sacaba de contrabando y las ganancias se usaban para financiar años de violencia. Ningún colombiano quiere volver a esos días oscuros, y es por esa razón que el gobierno está presionando tanto para que los productores se vayan por la vía de la legitimidad.

Pero es fácil entender la frustración de los colombianos, ya que, como es costumbre, ellos pueden ver como otros países capitalizan los recursos naturales de su país. Desde 2012, cuando el cannabis fue despenalizado en Colombia, los colombianos pueden cultivar hasta 20 plantas y estar en posesión de hasta 20 gramos de hierba, lo cual es alarmante. Mientras las corporaciones extranjeras pueden cultivar acres enteros, cualquier colombiano capturado con más de 20 gramos de cannabis podría verse envuelto en “un gran problema“.

Además, toca considerar lo fácil que sería para los pequeños agricultores desarrollar sus propios mercados. Esto se debe a que Colombia tiene el clima perfecto para el cultivo al aire libre: 12 horas de luz natural durante todo el año, un fotoperíodo 12/12 que produce la famosa y potente variedad llamada Oro Colombiano. Las plantas que crecen allí son grandes, de dos metros de alto, tupidas, y disponibles todo el año.

Esto significa que Colombia está en la posición ideal para abastecer a cualquier mercado recreativo, el cual se espera que valga solo en Europa 135 millones de euros para el 2028. Mientras que la regulación en Europa se vuelve más y más una realidad, las empresas de cannabis con sede en Colombia están en la búsqueda de mercados de exportación. La compañía canadiense Khiron Life Sciences planea vender cannabis a través de una franquicia de clínicas en toda América Latina, operando como una especie de dispensario de marihuana de la granja a la mesa.

Combinando cannabis y café

Para Emilio Petrucci, CEO de la empresa italiana de cannabis Hesalis, la combinación de cannabis y café fue una estrategia importante para eludir estos problemas. Colombiano de origen, Petrucci se mudó a Terni en 2005, y tiene la posición única de conocer íntimamente la naturaleza del café premium en Italia y las condiciones ideales de cultivo en Colombia.

Como empresario del cannabis que desea explorar el aspecto social del negocio, asociarse con agricultores colombianos para producir café con infusiones de marihuana y cáñamo era una oportunidad demasiado buena como para no aprovecharla. Su objetivo era crear “una nueva frontera en el sabor del café en consonancia con la excelencia italiana en el área del café espresso”.

El proyecto aún está en sus primeras etapas, ya que Hesalis debutó el café infundido con cáñamo a principios de este año en Italia y España. La nueva marca de café se llama Joint Expreso, y cuando se dio a conocer en ferias comerciales “la reacción fue increíble”, según Petrucci, quien insiste en que lo que están haciendo no es tan revolucionario. Para lograr el aroma único de sus granos de café infundidos, Hesalis cultiva el café y las plantas de cannabis una al lado de la otra.

“En su entorno natural las plantas crecen juntas, así que nuestra idea realmente no es tan radical, simplemente emulamos a la naturaleza”, dice Petrucci. “Lo bonito de cultivar las dos plantas conjuntamente es que cada una absorbe los terpenos de la otra creando así sabores impresionantes”.

Hasta el momento, 13 cultivadores trabajan 50 hectáreas de café infundido para Hesalis, aunque se espera que el proyecto crezca en el futuro. A medida que el mercado de productos de cannabis artesanal continúe creciendo, y Colombia siga cultivando montañas de hierba, no sería sorprendente que en el futuro todos beban su café infundido con Oro Colombiano de primera calidad, y eso sin duda sería un muy buen resultado para los pequeños agricultores de Colombia.

The post ¿Puede el café proteger a los pequeños agricultores de Colombia de las grandes empresas de marihuana? appeared first on Sensi Seeds Blog.

Artículo original en sensiseeds.com: ¿Puede el café proteger a los pequeños agricultores de Colombia de las grandes empresas de marihuana?

..


info
Total páginas / idioma:   38'488 / 3'170
En el archivo :   46'558
Páginas últimas 24 horas:   7
Páginas de este mes:   729
Vistas:   14'985'0943'245'992
Vistas en el archivo:   14'860'280

©2018 - Hempyreum.org - Agregador de noticias sobre el Cáñamo y el Cannabis [Beta] | Todos los derechos y la propiedad de los contenidos pertenecen a sus respectivos propietarios

Publicidad