Hempyreum.org
Local Time
English (UK) Deutsch (DE) Français (FR) Español (ES) Italian (IT)
Cultivo exterior de marihuana en policultivo
Autor: Berto  27/07/2018 - 09:00:00

¿Por qué la marihuana en monocultivo?

Por pocas posibilidades de espacio que tenga un cultivo exterior puede parecer un poco absurdo cultivar un solo producto. En el cultivo de marihuana, por razones varias, se suele optar por el monocultivo, desaprovechando la riqueza y ventajas que da integrar el cultivo de cannabis dentro de un policultivo de hortalizas, plantas aromáticas y flores.

Las plantas de marihuana se adaptan perfectamente a cultivos hortícolas sean de ámbito urbano o rural. Compartir el espacio de cultivo con otros vegetales genera unos beneficios de los que el cannabis puede aprovecharse de distintas formas.

A parte del obvio beneficio en variedad de productos que se obtiene de un policultivo, si nos referimos a los beneficios directos sobre el cannabis cultivado en policultivo,  pueden influir positivamente en aspectos tan importantes como el control de plagas y enfermedades, la fertilización, la producción, y la calidad final de la cosecha.

Las plantas de cannabis camufladas entre plantas aromáticas, nos puede ayudar también a disipar el olor.

Todo esto sin olvidar otro aspecto muy importante que ofrece un policultivo al cannabis, como es la posibilidad de camuflaje de las plantas de marihuana. La correcta ubicación de unas plantas tan codiciadas como las de marihuana, dentro de una combinación de vegetales, puede ser clave para que pasen desapercibidas. Si en esa combinación de vegetales hay plantas aromáticas también puede ayudar a disipar el a veces indiscreto aroma del cannabis.

La alelopatía, las asociaciones de cultivos y el cannabis

Dentro del mundo vegetal hay plantas que tienen las llamadas propiedades alelopáticas, estas plantas a través de las raíces, las hojas o las flores, liberan y exudan esencias o fragancias que contienen compuestos aleloquímicos.

Estos compuestos bioquímicos llamados aleloquímicos producen un fenómeno biológico llamado alelopatía, que es la relación simbiótica o antagónica que se establece entre plantas de un mismo cultivo mediante dichos compuestos bioquímicos.

Estos compuestos aleloquímicos influyen en el cannabis y sobre el conjunto del entorno inmediato del cultivo, es decir, influye en las plantas del mismo cultivo, en la fauna que habita y ronda el cultivo, y en los microorganismos que viven bajo el suelo de cultivo.

Sus influencias sobre la flora y la fauna son diversas, pueden tener efectos atrayentes, repelentes, inhibidores o estimulantes. Plantas con propiedades alelopáticas pueden ser hortalizas, hierbas aromáticas, plantas medicinales, flores y algunas malezas.

Incluir variedades de marihuana en una buena asociación de cultivos hortícolas junto con plantas aromáticas y flores puede resultar una excelente combinación, además de ser una opción de cultivo orgánico y ecológico en el que se fomenta la biodiversidad del entorno próximo al cultivo.

Autoflorecientes Philosopher Seeds integradas en un policultivo, todo un jardín comestible y fumable

Los argumentos a favor de los cultivos orgánicos son incontables, especialmente para los cultivos orgánicos de marihuana, en los que las plantas mejoran las propiedades organolépticas (aroma y sabor), y la calidad del contenido general de la resina las plantas.

Las asociaciones de cultivos y la alelopatía entran dentro de lo que serían técnicas y aplicaciones compatibles con cultivos sostenibles y permacultura, en ellos cabe sin duda el cultivo de marihuana.

En estos cultivos se prima que el desarrollo de las plantas sea lo más natural posible, consiguiendo realizar una nutrición y un control de plagas 100% ecológico. El resultado son unos productos limpios, de mejor calidad y respetuosos con el medio ambiente. La marihuana si es ecológica siempre será una marihuana mejor.

Como integrar la marihuana en un policultivo

La incorporación del cannabis en un policultivo se debe realizar de la forma más natural y lógica. La distribución del cultivo debe respetar la ubicación de las otras plantas, todas las plantas deben tener el espacio suficiente para desarrollarse y la adecuada incidencia solar, hay que conseguir que los vegetales no se tapen ni se molesten en sí.

Es importante planificar el espacio de cultivo correctamente, previniendo el progresivo aumento de tamaño de todas las plantas del policultivo.

La distribución de las plantas, especialmente las que estarán cerca de la marihuana, se puede configurar siguiendo tres criterios de asociación de plantas; plantas acompañantes o afines, son plantas que producen beneficios a otras plantas del mismo cultivo, plantas repelentes, plantas que ahuyentan insectos nocivos para el cultivo, y plantas trampa, plantas encargadas de atraer insectos dañinos apartándolos de las plantas principales.

Foto: La guarida del fumeta

Plantas acompañantes

Las plantas llamadas acompañantes o afines son plantas que aportan beneficios a otras plantas, una asociación positiva entre vegetales influye en la fertilización de cultivo, y en el aroma y el sabor final de las plantas. Las plantas acompañantes deben sembrarse junto al cannabis para que puedan aprovechar sus efectos.

Borraja: Su cultivo aporta y fija vitaminas y minerales al suelo de cultivo, de lo que se benefician las plantas sembradas a su alrededor. Sus hojas secas también pueden utilizarse como un acolchado o mulchig, esto le viene muy bien a las plantas de marihuana, gracias a la lenta disolución del calcio y el potasio que hay concentrado en las hojas secas de la borraja.

Alfalfa y Trébol: Dos excelentes ejemplos de plantas fijadoras de nitrógeno, nutriente esencial en la fase de crecimiento de la marihuana. Mantienen el nivel de nitrógeno en el suelo además de aportar distintos minerales que ayudan a nutrir las plantas de su alrededor. En huertos o jardines donde se cultive marihuana ayudan a mantener el buen drenaje de la tierra, especialmente la alfalfa. El trébol va estupendo como mantillo vivo, además de controlar el desarrollo de hierbas invasoras.

Consuelda: Esta planta, a parte de ser preciosa, es una joya para cualquier cultivo. Sus raíces alcanzan una profundidad considerable y actúan como ascensor de nutrientes del subsuelo, poniéndolos a la disposición de las demás plantas del cultivo. A su vez, esta acción de captar nutrientes de capas profundas, convierte a esta planta en un gran acumulador dinámico, sus hojas contiene unos niveles muy elevados de potasio. Un buen mantillo de hojas secas de consuelda en las plantas de marihuana asegura la presencia de potasio, nutriente esencial e imprescindible en fase de floración del cannabis.

Menta y consuelda, una como planta repelente y la otra como planta acompañante, dos aliadas del cannabis

Plantas repelentes

Una planta repelente es una planta que suele desprender algún aroma intenso que ahuyenta a un insecto o a varios. Estas plantas se suelen ubicar en el perímetro del cultivo, a modo de barrera protectora, o cerca de alguna planta en concreto, como la marihuana, para protegerla más directamente de insectos que puedan ser nocivos. Las plantas repelentes son un eficaz método para el control de plagas y enfermedades de las plantas.

Albahaca: Planta aromática de múltiples usos en la cocina, en el cultivo ahuyenta pulgones, mosquitos y mosca blanca. Cultivada al pie de las plantas de marihuana o en la misma maceta, según algunos cultivadores, mejora las propiedades organolépticas del cannabis.

Menta: Otra conocida planta aromática muy presente en terrazas, jardines y huertos, famosa por su intenso aroma y sus propiedades. La menta ayuda a mantener lejos de la marihuana a hormigas, mosca blanca y cucarachas. Su cultivo es fácil y agradecido dado su vigoroso crecimiento, siempre es mejor aislarla cultivándola en maceta ya que es muy invasiva. Su fuerte aroma puede ayudar a mitigar el olor a marihuana.

Capuchina: Planta ornamental procedente de Sudamérica, ampliamente extendida por jardines y huertos. Ayuda a repeler y apartar de las plantas principales a caracoles, hormigas, mosca blanca y pulgones. Plantada cerquita del cannabis la protegerá y dará color al cultivo con los distintos tonos rojo, naranja y amarillo que da la flor. Sus pétalos son comestibles, siendo una gran fuente de vitamina C.

Manzanilla: La manzanilla es muy conocida por sus propiedades como bebida infusionada. Plantada entre las plantas de marihuana, además de enriquecer visualmente con sus flores el cultivo, espanta a mosca blanca y nematodos. Esta planta en descomposición libera fósforo y potasio.

Plantas trampa

La plantas trampa o cultivos trampa es otro método de asociación de plantas que se utiliza para la lucha contra las plagas de insectos. Estas plantas se encargan de atraer insectos dañinos apartándolos de las plantas principales como la marihuana. Se distribuyen alrededor del cultivo, o cerca e intercaladas entre las plantas sensibles de ser atacadas. Una vez localizada la plaga en el cultivo trampa es fácil de eliminar. Otra función de las plantas trampa es la de dar cobijo a depredadores de insectos que son nocivos para las plantas principales del cultivo.

El tabaco como planta trampa atrae con la nicotina a insectos que quedan atrapados en sus hojas

Girasol: Por distintas razones los girasoles son un gran aliado de las plantas de marihuana. Atrae y aparta del cultivo a insectos nocivos para el cannabis como son pulgones y ácaros. También capta a insectos polinizadores, lo cual es de agradecer ya que muchos de estos polinizadores son depredadores de insectos perjudiciales para la marihuana como la temida araña roja. La envergadura y los colores de los girasoles ayudan a camuflar las plantas de cannabis.

Tabaco: La planta del tabaco es una de las plantas trampa por excelencia, a ningún cultivo exterior de marihuana le debería faltar una planta de tabaco. El tabaco con sus grandes hojas llenas de tricomas y glándulas, captura a insectos como la mosca blanca y pulgones, atraídos por la nicotina quedan atrapados en las hojas y mueren. Con sus hojas, mediante un sencillo procedimiento, se elabora un eficaz insecticida ecológico. Por su tamaño, también son una buena opción para ayudar a ocultar la plantas de marihuana

Ruda: Planta muy utilizada en la horticultura como cultivo trampa, su aroma y color confunde y atrae hacia ella a insectos perjudiciales para el cannabis como moscas, pulgones, ácaros, babosas. También actúa como repelente con la mosca blanca, y con los gatos. La ruda es una planta rústica que se adapta muy bien, no es nada exigente con los suelos, solo necesita riego y una buena exposición al sol.

Todas estas plantas son solo un ejemplo de los bienes que nos brinda la naturaleza y que por desconocimiento obviamos sus aplicaciones en cultivos de cannabis.

Sin duda hay muchos más tipos de configuraciones de policultivos donde integrar plantas de marihuana, desde aquí animamos a los cultivadores de cannabis a que investiguen, ya que el tema da para mucho, y por supuesto, que rompan con los monocultivos integrando distintos vegetales acompañando al cannabis.

Buenos y naturales policultivos!!

Artículo original en philosopherseeds.com: Cultivo exterior de marihuana en policultivo 

 

..


info
Total páginas / idioma:   39'327 / 3'255
En el archivo :   46'558
Páginas últimas 24 horas:   19
Páginas de este mes:   622
Vistas:   16'266'7293'754'490
Vistas en el archivo:   15'538'399

©2018 - Hempyreum.org - Agregador de noticias sobre el Cáñamo y el Cannabis [Beta] | Todos los derechos y la propiedad de los contenidos pertenecen a sus respectivos propietarios

Publicidad