Hempyreum.org
Local Time
English (UK) Deutsch (DE) Français (FR) Español (ES) Italian (IT)
Cannabis para todos y normas claras: la recién adquirida libertad de California tiene sus límites
Autor: Micha  14/02/2018 - 15:00:00

California, la 5ª mayor economía del mundo, legalizó el cannabis el 1 de enero de 2018. Aunque otros estados de EE.UU. ya han creado un mercado regulado de cannabis, el Estado Dorado tiene la intención de aumentar su mercado de ventas de cannabis, ya el más grande y rápido del mundo. Se prevé que las ventas anuales de cannabis medicinal, legalizado en California en 1996, alcancen los $ 7 mil millones este año.

Desde 2009, el cannabis ha sido el producto agrícola más vendido en California, que es el estado más poblado de todos los estados de EE.UU. La regulación del cannabis recreativo se convirtió en una necesidad a nivel social cuando la planta dejó de cultivarse y venderse únicamente por razones medicinales.

Era un secreto a voces que el mercado de cannabis medicinal estaba avanzando cada vez más hacia una zona gris, ya que muchos californianos aspiraban al estatus de paciente de cannabis con el fin de asegurarse de evitar ser procesados por posesión, consumo y cultivo de cannabis para uso personal.

Por eso, la aprobación de la Propuesta 64 el 8 de noviembre de 2016 – el día de las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos – no fue ni más ni menos que una confirmación de la situación actual y la mayoría del 57,1% no sorprendió en absoluto.

Y aunque este resultado era de esperar, el poder judicial y los políticos responsables estaban mejor preparados que sus colegas de Colorado y el estado de Washington no hace mucho tiempo. Basándose en la redacción de la Propuesta 64, se formularon numerosas leyes y decretos antes de que el Proyecto de Ley del Senado No. 94 entrara en vigor el 1 de enero de 2018.

Parece que California se ha preparado bien; las nuevas normas no sólo tienen en cuenta las preocupaciones con respecto a la protección y la prevención de la juventud, sino que también se ocupan de las demandas de los usuarios, así como de los intereses científicos de los productores y las tiendas.

¿Qué se permite?

El Proyecto de Ley del Senado nº 94 permite a los individuos de 21 años en adelante poseer y usar 28,5 gramos de marihuana, y hasta 8 gramos de concentrados de cannabis. Los adultos pueden poseer un máximo de seis plantas de cannabis vivas y el cannabis que produzcan.

Los particulares tienen prohibido usar disolventes volátiles para producir concentrados de cannabis a menos que tengan licencia para hacerlo. Sin embargo, se permiten los procesos de separación mecánica, como la extracción con disolventes no volátiles como el alcohol.

El programa de cannabis medicinal sigue vigente. Para recibir cannabis medicinal, los pacientes deben tener 18 años o más, estar en posesión de una recomendación del médico válida o ser titular de una tarjeta válida para el cannabis medicinal, o deben designar a un llamado cuidador. Un Cuidador en California puede cultivar cannabis para un máximo de cinco pacientes y vendérselo.

¿Qué sigue estando prohibido?

  1. Se sigue prohibiendo el consumo en público. El cannabis solo puede consumirse en una propiedad privada. Los propietarios y arrendadores de viviendas tienen derecho a prohibir el uso y la posesión de cannabis en sus propiedades.
  2. La exportación de cannabis de California también sigue estando prohibida. Esto también se aplica a los estados vecinos que han legalizado el cannabis. A pesar de que es legal según la ley californiana, el cannabis no puede consumirse ni poseerse en los terrenos de propiedad estatal, tales como parques nacionales, una serie de carreteras y aeropuertos.
  3. Las condenas previas por consumo, posesión, cultivo, venta y tráfico de cannabis pueden volver a evaluarse y reducirse retroactivamente a una infracción administrativa. La pena máxima por posesión, venta o transgresión de las cantidades máximas establecidas es de seis meses de prisión y está sujeta a multas sustanciales. En caso de que se violen las normas, los productores y propietarios de las tiendas corren el riesgo de perder su licencia.
  4. Unos cuantos municipios y condados ejercen su derecho a prohibir el establecimiento de cualquier tienda de cannabis. Burbank, Pasadena, Glendale y algunas ciudades más pequeñas siguen manteniendo una actitud hostil hacia el cannabis.
  5. En aquellos lugares donde las autoridades locales pudieron evitar que se establecieran dispensarios médicos durante los últimos 22 años, no habrá tiendas de cannabis, ni ahora ni en el futuro.

Cultivo

Las licencias de cultivo las concede el Departamento de Alimentos y Agricultura de California (CDFA) y están sujetas a una tarifa única de entre $ 135 y $ 8.655, según el tamaño de la operación y el tipo de licencia. Tan pronto como se le concede una licencia a un cultivador, las tasas se adaptan para reflejar la producción anual de la superficie de cultivo, lo que asciende a entre $ 1.205 y $ 77.905.

 

Cualquiera que tenga una licencia para cultivar cannabis medicinal y que quiera comenzar a cultivar cannabis recreativo inmediatamente tendrá que solicitar una licencia nueva. Hasta que se hayan concedido las nuevas licencias, el productor recibirá una licencia temporal.

Con el fin de garantizar que las empresas existentes tengan tiempo suficiente para poner sus nuevas licencias en orden, se aplicará el régimen transitorio hasta el 1 de julio 2018.

En vista de la enorme demanda de energía de las técnicas tradicionales de cultivo en interior, el legislador considera que es importante establecer un conjunto estándar de reglas para la gestión de residuos y el uso de energías renovables. Para permitir una transición razonable también en este campo, los productores deben haber adaptado sus emisiones de CO2 y consumo de agua a la “media de invernadero” en 2023.

Comercio

A partir de enero y mediante el uso de una licencia de transición parecida a la que usan los cultivadores, los dispensarios médicos están autorizados a:

– Seguir ejerciendo su actividad con independencia de la licencia solicitada y vender a los consumidores recreativos también;

– Vender productos de cannabis que todavía no se ajustan a la nueva normativa, siempre que se haga saber mediante una etiqueta adicional;

– Vender productos de cannabis cuyo paquete original no sea apto para niños, siempre que el producto esté empaquetado en un recipiente extra apto para niños;

– Vender productos de cannabis que contengan más THC por unidades vendidas de lo que se permite bajo la nueva ley, siempre y cuando se haga saber mediante una etiqueta adicional.

A partir de julio, se concederán varias licencias para mayoristas y minoristas:

– Una licencia ‘A’ para ventas a consumidores recreativos adultos;

– Una licencia ‘M’ para la venta de cannabis medicinal a pacientes de cannabis registrados;

– Una empresa puede implementar tanto la licencia ‘M’ como la ‘A’ en el mismo establecimiento, siempre que las ventas se llevan a cabo en salas separadas.

Además de las licencias de venta, también hay licencias para el procesamiento posterior de los productos derivados del cannabis:

– La licencia Tipo 7 autoriza las extracciones que empleen disolventes volátiles, tales como butano, pentano o hexano;

– La licencia Tipo 6 autoriza las extracciones que usan disolventes no volátiles (mantequilla, aceite, agua, etanol o dióxido de carbono de calidad alimentaria) o que utilizan métodos mecánicos;

– La licencia Tipo ‘N’ autoriza la fabricación de productos alimenticios, bebidas, e-líquidos o lociones que contengan cannabis.

– La licencia de Tipo ‘P’ autoriza el envasado y etiquetado.

El gobierno pone su granito de arena

Por otra parte, John Chiang, el Tesorero del Estado de California, ha anunciado que va a posibilitar que las empresas de esta industria depositen su dinero en los bancos. Como resultado de las leyes federales actuales, los bancos norteamericanos de todos los estados que han legalizado el cannabis son reacios a hacer negocios con la industria.

Los banqueros tienen miedo de ser procesados por el gobierno federal si aceptan los dólares del cannabis. En noviembre de 2017, Chiang anunciaba la creación del Cannabis Banking Working Group (Grupo de Trabajo de la Banca del Cannabis). Este órgano ha sido el encargado de encontrar una solución a la discrepancia significativa entre las leyes estatales y las federales, y de propiciar que las empresas del sector accedan al sistema bancario.

En enero, el gobierno también tomó la decisión de que las empresas del sector del cannabis podrían garantizar los derechos de la marca y publicitar sus productos, sujetas a las mismas condiciones de protección de los menores que las fábricas de cerveza y las bodegas de vino.

A diferencia de Oregón, Colorado o el estado de Washington, la industria californiana del cannabis está recibiendo mucho apoyo de los círculos políticos y gubernamentales. En Denver y Seattle, los productores y vendedores al por menor sufrieron más normas sin sentido que apoyo cuando montaron sus negocios.

Sin embargo, a pesar de que California parece estar mejor preparada que otros estados, falta algo básico en todo el ambiente cannábico de los estados de Estados Unidos: Sólo en Oakland y en San Diego se permite a los aficionados al cannabis disfrutar de un porro con los amigos fuera de sus cuatro paredes.

Los referéndums locales en ambas metrópolis han permitido el establecimiento de este tipo de clubs. En otros lugares, no hay bases legales para los coffeeshops, clubes de cannabis o barras de marihuana como en los Países Bajos y en España. En resumen, a pesar de las condiciones casi divinas de estos estados de EE.UU., todavía quedan cosas por mejorar.

The post Cannabis para todos y normas claras: la recién adquirida libertad de California tiene sus límites appeared first on Sensi Seeds Blog.

Artículo original en sensiseeds.com: Cannabis para todos y normas claras: la recién adquirida libertad de California tiene sus límites

..

©2018 - Hempyreum.org - Agregador de noticias sobre el Cáñamo y el Cannabis [Beta] | Todos los derechos y la propiedad de los contenidos pertenecen a sus respectivos propietarios

Publicidad